Excerpt for El Rey Espia II “El Caso de la Conspiración Colosal del Chocolate” by , available in its entirety at Smashwords





EL REY ESPÍA II

El Caso de la Conspiración Colosal del Chocolate”


Por

Leonard Anderson Jr

JAKKAR ENTERPRISES



Copyright ©2014 Leonard Anderson Jr

Todos los derechos reservados.

Plymouth Meeting, Pennsylvania 19462

JAKKAR ENTERPRISES

Portada: Gregory Graphics

Translator: Andres Sanchez

Ebook formatting: www.ebooklaunch.com

Imagenes: yaymicro.com

Royalty Free License

Contacto con el autor

lenny1908@yahoo.com

www.leonardandersonjrkids.com/

Twitter @LAJPHILLYAUTHOR

https://www.facebook.com/leonard.anderson.9887



Tabla de contenido

Capítulo Uno

Capítulo Dos

Capítulo Tres

Capítulo Cuatro

Capítulo Cinco

Capítulo Seis

Capítulo Siete

Capítulo Ocho


Capítulo Uno

Los niños salieron de sus hogares para jugar justo antes de ponerse el sol. Acaban de terminar su cena y tienen mucha energía que quemar. Solo queda una hora para que caiga la noche y todos tienen sus horas de llegada. Las niñas se reúnen en los escalones para hablar de quien les gusta en la escuela, mientras que los niños eligen lados para un partido de futbol americano y luego nombran sus equipos. Justo cuando están por empezar, una armonía conocida se puede escuchar que viene por la cuadra. El camión de helados se acerca y los niños comienzan a saltar de la alegría, corriendo a casa buscando a sus padres, algunos que ya los esperan con el dinero afuera, en lo que es un ritual diario en el verano.

"Es el hombre de los helados. Es el hombre de los helados,” gritan los niños varias veces. El conductor se detiene y pacientemente espera que los niños regresen con el dinero o los padres. A los padres también les gusta el helado y a menudo se dan el gusto. Una fila ordenada se forma, pero los niños, llenos de ansías, corren a ver el menú, debatiendo cuál es el mejor sabor. El conductor finalmente abre la ventana y comienza a recibir las órdenes.

"Hola, jovencita. ¿Podría tomar tu orden?” pregunta Raymond con una sonrisa de oreja a oreja.

"Yo quiero una barquilla de fresa con chispas,” le responde la niña con pecas y trenzas color castaño. Él prepara la barquilla, recoge el dinero y le pasa la delicia a la emocionada niña.

"¿Podría darme una servilleta?” pregunta la niña tras probar su helado.

"Claro, aquí tienes y ¿en qué le puedo servir, señor?"

"No soy un señor, soy un niño,” responde el niño con los brazos cruzados. Los padres se echan a reír, mientras que Raymond mueve su cabeza confundido.

"Mis disculpas, ¿qué te puedo servir, jovencito?" pregunta Raymond atentamente.

"Quiero una malteada de fresa y vainilla." Raymond completa su orden y la línea avanza.

"Yo solo quiero un granizado rojo, blanco y azul," dice la niña colocando el dinero en el mostrador para después agarrar su bebida e irse saltando.

"Pero si es mi cliente favorita, la Sra. Brown. ¿Qué te puedo servir?" pregunta Raymond mientras limpia el mostrador.

"Bueno, tú sabes que quiero mi helado de chocolate, Raymond," dice la Sra. Brown con las manos en su cadera.

"Lo siento, Sra. Brown. Todavía no tenemos nada de chocolate," dice Raymond en tono de disculpa.

"Ya van tres semanas desde que tuviste chocolate, Raymond. No tiene sentido."

"Debe haber una escasez en algún lado, Sra. Brown. ¿Puedo ofrecerle otro sabor?" pregunta Raymond en busca de no perder un cliente fiel.

"No, no puedes," responde una frustrada Sra. Brown.

"Le pido disculpas otra vez," dice Raymond mientras la Sra. Brown se aleja. Luego se detiene y se voltea para decirle algo a Raymond.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-3 show above.)